Compartir

“¿No se supone que usted debería estar gobernando el país?”, ironizaba George Clooney durante la presentación de un documental sobre Siria, según informa “The Guardian”.

Londres.- Tras el aplaudido discurso de Meryl Streep en la gala de los Globos de Oro y la airada reacción de Donald Trump, muchos representantes del panorama cultural han cerrado filas con la actriz e incluso algunos proponen una estrategia conjunta para frenar al presidente electo de Estados Unidos.

“¿No se supone que usted debería estar gobernando el país?”, ironizaba George Clooney durante la presentación de un documental sobre Siria, según informa “The Guardian”. Sus palabras hacían referencia al tweet de Trump, que calificó a la ganadora de tres Oscar Streep como una de las actrices “más sobrevaloradas” de Hollywood.

Clooney declaró que él no votó ni apoyó a Trump, y tampoco considera que sea “la elección correcta”. En su opinión, sólo queda esperar “que no lo destruya todo”. Y aunque desearía que Trump fuera capaz de llevar a cabo “una labor decente”, no ve “señales de ello”.

También los presentadores de los programas de madrugada de la televisión estadounidense defendieron la actuación de Streep. “Mírela, señor Trump. Usted puede negarse a publicar su declaración de la renta. Puede exigir la prohibición de una religión. Puede meterse con un dictador. Pero, ¿llamar sobrevalorada a Meryl Streep? ¡No! ¡Eso es ir demasiado lejos!”, dijo Stephen Colbert, del “Late Show”.

En el mismo programa, el actor Seth Meyers comentó que Streep es tan buena que la gente utiliza su apellido para alabar a profesionales de otros sectores. “Por ejemplo, LeBron James es la Meryl Steep del baloncesto. O Donald Trump es la Meryl Streep de quienes son incapaces de lidiar con las críticas”.

El presentador del “Carpool Karaoke” James Corden añadió que el título de “actriz más sobrevalorada de Hollywood” es el único que Streep no ha ganado todavía. Y el actor Ben Affleck dijo en el show “Jimmy Kimmel Live” que si hay algo en el mundo que no es cierto es que Streep esté sobrevalorada. “Es como si dijeran de Gandhi que fue un líder terrible”.

Por otro lado, el escritor Aaron Gillies, conocido en Twitter como @TechnicallyRon, propuso en la red social una estrategia conjunta para que los famosos critiquen permanentemente al multimillonario magnate en los próximos cuatro años. Así “estará demasiado ocupado despotricando en Twitter como para matarnos a todos”. Una idea que gustó a la creadora del universo “Harry Potter”, J.K. Rowling. “Cuando un placer se convierte en deber”, comentó retuiteando el post de Gillies.

Desde que anunció su candidatura a la Casa Blanca, el mundo del cine y especialmente la música se volcó en criticar a Trump, a cuyo equipo le está resultando difícil contratar a artistas para su toma de posesión. “Jajajajaja, un agente me acaba de preguntar si me plantearía una sesión para la fiesta inaugural de #trump… Jajajajaja, espere, jajajaja, ¿en serio?”, escribía en la noche del lunes DJ Moby en Instagram. Y se ofreció a pensarlo si a cambio, Trump publicaba su declaración fiscal.

Comentarios:
Compartir