Empleados públicos llaman a marchar este 1 de mayo en rechazo al “salario de hambre”  

Trabajadores y dirigentes sindicales de la administración pública hicieron un llamado a la participación masiva en la marcha del próximo lunes 1 de mayo en protesta por la gravedad que significa una presunta discusión de los contratos colectivos vencidos del sector público por parte de algunos ministerios, con personas no electas por las bases y que no representan los intereses de los más de 3 millones de empleados públicos en todo el país.

Ana Rosario Contreras, presidente del Colegio de enfermería del Distrito Capital denunció que son, “víctimas de salarios de hambre” en el sector público y que el aumento de los cestatickets, lejos de ayudar a mejorar la calidad de vida, sólo ha servido para “devaluar” los sueldos, cuyo monto es el que se utiliza para calcular el pago de las pensiones, una vez alcanzado el tiempo para ser jubilado. “Pareciera que el señor Presidente de la República no va a llegar a viejo, ya que no se preocupa por resolver esta situación”.

Para Contreras, quien también es miembro de la Unidad de Acción Sindical Gremial, otro factor que motiva a marchar este 1 de mayo tiene que ver con la pérdida de la productividad, lo que ha generado el cierre de empresas y elevado significativamente el desempleo en el país. “Decidimos salir a la calle el 1 de mayo en una jornada de protesta para exigirle a Gobierno nacional que atienda la agenda social que diferentes gremios y sindicatos le hemos planteado. Saldremos a la calle para demostrarle a quien se hace llamar presidente obrero, que está muy alejado de la masa trabajadora”.

Por su parte, Marcela León, secretario general de la Central de Trabajadores Alianza Sindical Independiente, aseguró que los trabajadores estarán en la calle el 1 de mayo en reclamo de sus derechos y además, por la lucha por la democracia, en contra de la represión y la discriminación, así como los despidos por razones políticas. “Saldremos en defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores y en rechazo al secuestro de nuestra libertad sindical, contratación colectiva y de nuestro derecho a huelga por parte del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social”.

La representante de Coalición Sindical, sector educación, Lialyn Rojas, calificó como una “burla” que miembros del Gobierno nacional estuvieran intentando convencer a los trabajadores de la administración pública a obtener el carnet de la patria presuntamente como un “beneficio” previo al 1 de mayo. “Lo único que queremos es un trabajo digno, decente, que se respete a la clase obrera y cesen las persecuciones a nuestros dirigentes sindicales”.

-con información de Prensa de Solidaridad

Comentarios: