Venecia recibe al alfabeto visual de Juan Calzadilla

La Bienal Internacional de Arte abrirá sus puertas al público el 13 de mayo

En las obras visuales de Juan Calzadilla confluyen, por igual, la escritura y la plástica. La suya es una grafía con valor estético y, a la vez, una consecución de imágenes abstractas dispuestas de tal modo que no solo evocan a la poesía por su valor simbólico, sino también por su estructura.

Este artista de 86 años representará a partir de hoy a Venezuela en la edición 57 Bienal Internacional de Arte Venecia, con una propuesta titulada Formas escapándose del marco. El evento artístico congregará en los distintos pabellones de la ciudad italiana a 120 creadores pertenecientes a 87 países, con una curaduría basada en la frase “Viva Arte Viva”, dirigida por la francesa Christine Macel. La muestra será visitada desde hoy por la prensa internacional, y abrirá sus puertas al público el sábado.

La comisaría de la exposición venezolana está a cargo de  Morella Jurado, directora del Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio (Iartes), órgano estatal que canaliza la participación de Venezuela en la Bienal.

Con una nutrida creación poética, crítica y ensayística a cuestas, así como con un Premio Nacional de Artes Plásticas, obtenido en 1996, Calzadilla, quien también dirigió durante tres años la Galería de Arte Nacional, presenta en el pabellón venezolano una muestra instalativa que pretende introducir al espectador en su proceso creativo como artista.

La exposición se encuentra integrada por impresiones sobre láminas de aluminio, tela y plástico, así como por dos videos y una “cinta sinfín” de más de 60 metros, elaborada en plexiglás blanco, que extiende su rigidez desde la entrada hasta el lucernario del pabellón, como “un pentagrama de poemas que se transforman en cuerpos, que se diluyen en letras”, de acuerdo con Jurado.

La curadora asegura que la exposición “es una cita entre Carlo Scarpa (arquitecto del pabellón) y Juan Calzadilla”, e insiste en que “la museografía es absolutamente respetuosa con el espacio arquitectónico”. Esto, sin embargo, no exime a la propuesta de cierto halo de austeridad, que lo aparta de cualquier lectura de la actualidad.

Sobre los videos, la directora del Iartes describe que uno de ellos es proyectado en una sala oscura, y que en él aparece el artista recitando su poema El origen, mientras su cuerpo se transforma en lienzo. El segundo audiovisual muestra a Calzadilla caminando por Caracas, y plantea a esta ciudad como “la musa y hábitat” de este creador.

Acerca del motivo por el que  Calzadilla fue seleccionado para representar al país en este evento internacional que mantendrá sus puertas abiertas hasta octubre, Jurado asegura que se trata de “un merecido homenaje” dirigido a “un hombre de su tiempo, un artista integral e íntegro, consecuente con su pensamiento y su práctica artística e ideológica. Un hombre que no ha cesado de trabajar en su obra jamás. Protagonista de los grandes movimientos de arte y literatura de casi todo el siglo XX y de lo que va del XXI”.

Aunque en la web de la Bienal sus organizadores insisten en que esta edición celebra el rol del artista como encarnación de la “capacidad de la humanidad para evitar ser blanco dominado por los poderes que rigen los asuntos mundiales”, es conocido que Calzadilla ha simpatizado y promovido las políticas culturales e ideológicas del actual gobierno. Con todo, y en medio de la crisis que atraviesa el país, Jurado insiste en que “la política pertenece al terreno de lo simbólico, y no hay mejor forma de mostrar la Venezuela de verdad que a través de la cultura”.

@mariagfernandez

  • MARÍA GABRIELA FERNÁNDEZ B.
Comentarios: