María Corina: Los presos políticos representan el coraje de una sociedad indoblegable

El coraje indoblegable de una sociedad decidida a ser libre es lo que representa el preso político en Venezuela en los últimos tiempos, opina María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela, quien ve en ellos el reflejo de la crueldad de la cúpula gubernamental.

Esos actos le han costado caro a la imagen internacional del régimen de Nicolás Maduro, que intenta mantenerse en el poder y continuar un modelo totalitario fracasado, que ha dejado a más de 30 millones de venezolanos como presos políticos, sin poder expresarse y víctimas de un yugo dictatorial, opinó la dirigente, como resaltó l periodista Armando Díaz en su información para El Carabobeño.

El punto de quiebre de este gobierno está cerca, según Machado. Por eso no hay momento para que su lucha cese, ella sabe que el final está cerca y que es ahora, más que nunca, que hay que luchar para lograr la ruptura que un importante sector del país desea.

Calor de calle

“Aún está caliente el pavimento” dijo Machado, pero pareciese que hubo un alto, a cuatro meses de protestas de calle, que la líder se lo atribuyó a una trampa cruel, como ocurrió en el pasado octubre. “El fraudulento diálogo de Zapatero lo quieren repetir, con la intención de legitimar la Asamblea Nacional Constituyente en el país y luego en el mundo”.

Para ella la Constituyente es un método para erradicar todas las estructuras republicanas: la propiedad privada, la educación libre, la familia, así como la implementación del Estado comunal y comunista de una forma cruel y brutal.

En la ruta del venezolano se debe buscar la desligitimación del régimen y es esa negación de concesiones ante los antojos del gobierno, lo que hace que ella y muchos venezolanos sean catalogados de radicales.

Cerca de 135 muertos hubo luego de la oleada de protestas y un sentimiento de desolación y decepción reina en alguna de las madres de estos jóvenes. Muchas se sienten olvidadas y que lo ocurrido no sirvió para nada. Dexy González, madre de Ruben González, lo dijo en una oportunidad.

María Corina se detiene y con mucha seriedad responde: “Nadie debe equivocarse, porque los sacrificios jamás serán en vano. El chavismo ha perdido su cohesión y el pilar de las fuerzas armadas, así como el del respaldo internacional que ya se ha logrado gracias a la unidad del pueblo, que es hoy más fuerte que nunca”.

Como si de una profeta se tratase, Machado ve un futuro oscuro y se basa en otros momentos en los que aseguró que vendría una crisis humanitaria que dejaría al venezolano en condiciones deplorables. En ese entonces fue tildada de exagerada, pero su seguridad en el diagnostico de la naturaleza del régimen, como ella siempre lo llama, le permite entender que vendrán situaciones peores: Más hambre, más robos de dinero, menos medicinas y más infraestructuras destruidas.

¡Funciona!

La lucha ciudadana si funciona, por eso creyó en el plebiscito y en las elecciones y lo reafirmó, pero sólo en un país democrático, porque en dictadura son herramientas que se deben usar para debilitar el régimen y no para legitimarlo.

La unificación de los distintos sectores de la ciudadanía se debió a la calle, que los volvió más poderosos para abordar una nueva etapa, con el respaldo de la comunidad internacional que tiene una posición clara en torno a que Maduro y su gente se tienen que ir. Por eso invita a que no se deje espacio para la desesperanza.

El gran villano de la historia venezolana para Machado es Hugo Chávez. Desde su llegada al poder los valores negativos de la economía y la sociedad ascendieron, pero para ella no hay duda que en unos años los libros mostraran la gran estafa que es este gobierno, cuyas repercusiones dejarán anticuerpos en la población contra el populismo y el totalitarismo y que abrirán paso a un país que dirá no a las dádivas y sí al trabajo dignificador.

El dolor ha cambiado a Venezuela, puntualiza Machado. Sólo un venezolano lo entenderá porque ha salido lo peor y lo mejor del ciudadano y es algo que queda evidenciado en las protestas de calle, con la solidaridad humana y la convicción de la juventud, que es la demostración del futuro que está a tan solo un paso de todos nosotros.

Comentarios: