Contaminada el área de emergencia de hospital de Carabobo

En la Ciudad Hospitalaria Dr. Henrique Tejera se habla de una supuesta contaminación en el área de emergencia de adultos. La causa, una supuesta bacteria o un bacilo aún por identificar, reseña El Carabobeño.

En los pasillos y en los alrededores de la zona se observan familiares y pacientes a los que les obligaron a usar tapabocas para resguardar su salud. La CHET no se los dio. Ellos tuvieron que acudir a los bachaqueros apostados en las adyacencias del centro de salud para adquirirlos por un costo de mil bolívares.

Por redes sociales se difundió un documento, presuntamente entregado a algunos miembros de la CHET, con la firma del director del área de emergencia para adultos, doctor Aquiles José Reyes, a quien se intentó, de manera infructuosa, contactar por vía telefónica. Este documento estaba fechado el 10 de octubre de 2017, con el sello húmedo del Ministerio de Salud y el logotipo de Insalud. Está firmado por el doctor Raúl Falcón, presidente del Instituto Carabobeño para la Salud, a quien también se le hizo llamado vía telefónica, sin resultado.

En el folio hay tres puntos expuestos. Uno de ellos prohíbe la entrada a cualquier familiar de pacientes en el área por medidas de seguridad. De ser necesaria la presencia de uno de ellos, el mismo hospital se encargará de llamarlos.

La realidad no es tan estricta como instruye el documento. La mayoría pasa con tapabocas, pero no todos. Al lugar sólo entra una persona por paciente, que no puede permanecer mucho tiempo por la posibilidad de un contagio con la bacteria o bacilo, comentan familiares que llevan varios días en las áreas externas del hospital.

Permanecer en los pasillos también está prohibido. Algunos empleados del centro no hacen caso a las medidas de seguridad y se les ve salir y entrar sin medidas de seguridad.

El segundo punto detalla que el ingreso de nuevos pacientes queda suspendido, a menos que esté comprometida la vida de la persona, por lo que los casos deben ser referidos a otros centro de salud. De permitirse el ingreso de algún paciente, la responsabilidad será del médico de guardia.

El tercer punto implica la suspensión de clases y pasantías dentro del hospital para cualquier tipo de carrera que requiera del uso de las instalaciones de la Chet, confirmó Luis González, estudiante del tercer año de medicina de la Universidad de Carabobo.

Una importante cantidad de milicianos que custodian las entradas de la emergencia también lleva tapabocas. Cuando se intentó fotografiar el área, una de las uniformadas advirtió al periodista que podría ir preso por tomar fotos de un área pública y que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas se encontraban en el área, vestidos de civiles.

Siga leyendo en El Carabobeño

Comentarios: