Martes 13 de febrero: día clave para el futuro en la relación entre el régimen de Maduro y los países de América

Este martes será un día crucial para el futuro de la relación entre Venezuela y la región, porque, en muy pocas horas, se reunirán en Perú los cancilleres del Grupo de Lima, para sentar una posición común frente a las ventajosas e ilegítimas elecciones presidenciales convocadas para el próximo 22 de abril por parte de Nicolás Maduro.

El Grupo de Lima está conformado por 12 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú y en términos generales, podrán delinear una ruptura definitiva de relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro.

La catástrofe humanitaria que vive Venezuela está afectando a toda la región y por eso la solución puede pasar por los países vecinos, que hoy tienen además como telón de fondo dos hechos importantes: el fracaso de los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición en República Dominicana y la nueva advertencia desde Caracas sobre una posible intervención militar en Colombia.

El Estado colombiano siempre ha sido renuente a esa posibilidad, de hecho, recientemente se conoció que el año pasado el presidente Santos persuadió a Donald Trump frente a esa posibilidad y en las últimas horas el encargado de responder fue el comandante de las Fuerzas Militares, el general Alberto José Mejía quien negó de manera tajante esa posibilidad, tras advertir que lo importante es solucionar los problemas de los colombianos.

La inquietud de Venezuela ha sido expresada por dos pesos pesados de la guardia pretoriana de Maduro: su fiscal de bolsillo Tarek William Saab y el exembajador ante Colombia y ex garante de los diálogos con las Farc, Roy Chaderton.

A ese rumor, proveniente de Caracas, se sumó el presidente de Bolivia Evo Morales, quien había advertido en Twitter que la visita del jefe del comando sur de Estados Unidos, el general Kurt Tidd a Colombia el fin de semana, pretendía preparar la supuesta intervención norteamericana en Venezuela.

Si a esto sumamos el éxodo cada día más grande de venezolanos a Colombia y el plan de emergencia activado por el presidente Santos, encontramos una frontera con un ambiente muy enrarecido, a lo que se sumó la reciente visita del secretario de Estado de EEUU Rex Tillerson a la región, amenazando incluso con un bloqueo petrolero al gobierno de Caracas.

La diplomacia de Trump es impredecible, hoy no podemos descartar que EEUU se juegue una carta más dura en materia militar frente a la dictadura de Maduro, pero lo que hay que ver es que, en cualquier caso, una de las víctimas colaterales sería Colombia, porque esto generaría un mayor desplazamiento de venezolanos a nuestro país y no sabemos si terminemos en medio de un indeseable fuego cruzado.

 

-vía BLU Radio

 

Views All Time
Views All Time
126
Views Today
Views Today
1
Comentarios: