Periodistas exiliados por denunciar corrupción de los CLAP, preparan nueva serie de reportajes sobre “guisos rojos”

  • Reporteros y editores del portal de investigación venezolano Armando.info huyeron del país ante el temor de una persecución del gobierno, luego de ser demandados por un empresario colombiano vinculado al régimen de Nicolás Maduro

Aunque no han terminado de salir de su asombro ante la demanda que pesa contra ellos por difamación por una serie de publicaciones sobre corrupción que involucra a un empresario colombiano y al gobierno de Nicolás Maduro, los cuatro periodistas que huyeron recientemente de Venezuela aseguran que continuarán su trabajo desde el extranjero y preparan nuevas revelaciones del caso.

Roberto Deniz, Ewald Scharfenberg, Alfredo Meza y Joseph Poliszuk, reporteros y editores del portal de investigación venezolano Armado.info se unieron al exilio venezolano a inicios de febrero, luego de la demanda que interpuso contra ellos el empresario Alex Saab.

“Todavía estoy un poco en estado de shock”, dijo Poliszuk al sitio web del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), del cual forma parte. “No esperábamos esta reacción”, agregó.

Armando.info publicó en abril y septiembre de 2017 dos reportajes que vinculan a Saab con Group Grand Limited, una compañía “offshore” incorporada en Hong Kong, y con la venta al gobierno de Maduro de alimentos a precios subsidiados para distribuir en barrios pobres.

El portal de la ICIJ indicó que en la primera investigación del sitio web venezolano, publicada en abril de 2017, señala que Saab, que había tenido estrechos vínculos comerciales con el régimen de Maduro, se estaba beneficiando de un contrato estatal para importar alimentos destinados para el programa CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) que beneficiaría a las personas más necesitadas ante la crisis económica del país sudamericano.

Los documentos obtenidos por Armando.info mostraron los lazos de Saab con la empresa Grupo Grand Limited, que recibió un contrato de $340 millones del estado venezolano de Tachira para comprar alimentos para CLAP.

Las publicaciones mostraron que dicha empresa “offshore” habría cobrado precios muy por encima de la tasa de mercado de alimentos básicos, pues señala que esta percibió casi un 50 por ciento más que la tasa del mercado de la salsa de tomate y aproximadamente 80 por ciento más que las tasas del mercado de pastas y frijoles, incluso cuando cientos de niños de todo el país estaban muriendo de hambre durante la crisis económica.

“Se podría haber hecho mucho más con ese dinero”, afirmó Poliszuk. “Y lo que es más, hubo personas que se beneficiaron”, cuestionó.

Saab ha negado cualquier conexión con Grupo Grand Limited, aunque los documentos obtenidos por Armando.info muestran que su hijo figura como beneficiario de la compañía, y la empresa está registrada en la misma dirección que otra propiedad de Alex Saab.

La investigación tomó fuerza, en agosto pasado cuando la exfiscal Luisa Ortega señaló, durante una conferencia en Brasil, al presidente Maduro de beneficiarse de Grupo Grand Limited. La exfuncionaria sostuvo que presentaría pruebas al respecto y que las entregaría a las autoridades fuera de Venezuela, sin embargo a la fecha no se ha hecho.

La historia sobre las acusaciones de Ortega fueron retomadas en septiembre pasado por Armando.info y los cuatro periodistas del portal recibieron amenazas desde una cuenta de Twitter anónima, que revelaba información personal y domicilios de los profesionales.

Sin embargo, en esa ocasión continuaron con sus labores en el país, pero los temores por una persecución por parte del gobierno los obligó a huir de Venezuela la semana pasada.

Ellos denunciaron que Saab los había acusado de difamación y “lesiones agravadas”, delitos que conllevan sentencias de uno a seis años de prisión. Preocupados porque consideran no recibirían un juicio justo en los tribunales venezolanos, los cuatro abandonaron temporalmente el país.

“Tengo dudas sobre la justicia venezolana”, dijo Poliszuk, pues un artículo que el mismo publicó en julio de 2017 encontró que el 40 por ciento de los jueces son miembros del partido de Maduro.

No fue la primera vez que Saab tomó acciones legales contra periodistas. El año pasado también demandó a Gerardo Reyes, de Univision, luego de que Reyes informara que el empresario estaba siendo investigado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos por posibles conexiones al lavado de dinero.

Poliszuk sostuvo que él y sus colegas estaban decididos a continuar su trabajo y publicar lo que señala serán nuevas revelaciones significativas en su serie de reportajes.

El portal venezolano ha participado en investigaciones conjuntas con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, incluidos Panama Papers y Paradise Papers.

-con información de icij.org / El Salvador.com

 

 

Views All Time
Views All Time
224
Views Today
Views Today
2
Comentarios: