¡Y NO POR “SABOTAJES”! Colegio de Ingenieros prevé apagones más frecuentes y prolongados por crisis eléctrica #SinLuz

En menos de 10 días, dos grandes apagones han dejado a oscuras a la capital este año. El primero ocurrió la tarde del 6 de febrero, mientras que el segundo se produjo la madrugada de este miércoles, 14 de febrero. Estas dos fallas eléctricas siguieron al último apagón de 2017, que se registró el 18 de diciembre, reseña la agencia Efe.
Las interrupciones en el servicio de energía se hacen más frecuentes y el Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV) no considera que vaya a haber una mejora a en el suministro de electricidad en el corto plazo. Todo lo contrario: espera que la crisis se intensifique y que los apagones sean cada vez más prolongados.
“Con seguridad este tipo de averías van a seguir ocurriendo por la falta de políticas de mantenimiento“, dice Winston Cabas, presidente de la Comisión Eléctrica del Colegios de Ingenieros de Venezuela. “En reiteradas oportunidades hemos denunciado que la crisis del sistema eléctrico llegó para quedarse”.
Prueba de ello son las fallas registradas en la subestación Santa Teresa 3, en Miranda, donde en menos de 10 días ha habido dos explosiones que terminaron en incendios.
Los dos últimos apagones se deberieron a deficiencias en esta subestación. Cabas apunta que los sistemas de respaldo de la central termoeléctrica en Guarenas-Guatire y la central de Tacoa en Vargas debieron haber respondido en el apagón de este miércoles y asumir la carga eléctrica para no interrumpir el servicio. Sin embargo, esto no ocurrió.
“Es posible que no estén funcionando por falta de manteniemiento o de combustible y por eso se presentó esta avería”, añade el presidente de la Comisión Eléctrica. Subraya que la subestación Santa Teresa es una de las más viejas, con más de 40 años instalada, y que cuando un transformador supera su vida útil, entonces requiere un mantenimiento riguroso que muchas veces no se cumple.
Tras los dos apagones, la subestación Santa Teresa funcionará con dos transformadores menos, mal pronóstico para el suministro del servicio eléctrico.
“Las averías van a ser más prolongadas” advierte Cabas tras recordar que el servicio estuvo interrumpido este miércoles desde la 1:15 am hasta las 4:00 am aproximadamente. Recuerda que el sistema tardó en restablecerse unas tres horas a pesar de que para la hora de los trabajos la demanda eléctrica era muy baja.
Agrega que la avería ocurrió después de carnavales, temporada en la que las empresas no están trabajando a su máxima capacidad.
No solo la falta de mantenimiento incide en la crisis eléctrica, apunta el ingeniero. También la falta de repuestos, los despidos en Corpoelec y la migración de personal calificado.
“El Gobierno va a tener que implementar un racionamiento eléctrico muy duro. Además de eso, va a tener que planificar el mantenimiento, adiestrar nuevo personal y poner en funcionamiento nuevas unidades termoeléctricas“, asegura el ingeniero.
-con información de EFE / Aporrea
Comentarios: