Reinaldo García Bravo. Tiempos de Rebelión

Cuando la sangre hierve y la vena socialista se alborota es bueno recordar lo que nos enseñó Chávez, rebelión, insurgencia, patriotismo y un sentir fuerte y claro que hoy más que nunca retumba en muchos corazones, eso que llamamos socialismo. Que no es más que entender y comprender que no estamos solos en el mundo sino que cohabitamos con un sin fin de seres humanos y que de ellos debemos aprender y que obligatoriamente debemos enseñar de que hablamos cuando se plantea la interacción progresista y la masificación de información internalizada sobre el proceso revolucionario no solo en Venezuela sino en el mundo.

La formación de cuadros en estos tiempos es fundamental donde la guerra comunicacional arrecia en nuestra contra. La alimentación, la salud y la inseguridad han sido las dagas que han usado sectores adversos para quebrantar nuestra moral; el enemigo se avizora desde muchas filas y hoy más que nunca debemos ser formadores de pensamiento sobre el hombre y la mujer nueva basando nuestros discursos en ejemplos vivos de luchadores sociales y decirle a nuestra juventud de qué trata el verdadero socialismo.

Debemos afianzar nuestra propuesta revolucionaria llamando la atención al caminante del día a día que recorren nuestras calles y predicarles el contenido y la fibra izquierdista que debe continuar en franca avanzada.

Chávez nos enseñó a convertir las derrotas en victorias, a criticar y a autocriticarnos para así corregir y seguir adelante, todos unidos frentes a las adversidades, nos enseñó que el poder lo ejercía el pueblo junto a sus líderes naturales en cada comunidad, parroquia, municipio o estado; que el poder era uno solo administrado por un líder que no estuviera atado a nada, solo a la voluntad del pueblo, a quienes se les debe desarrollar siempre políticas públicas destinadas a satisfacer las necesidades del pueblo, es decir la suma de la Suprema Felicidad, en salud, educación, seguridad, alimentación entre otras, y esto solo es posible si logramos ideologizar a la juventud junto a la vanguardia mirando hacia el futuro. La actual situación la vamos a superar con paz, amor, solidaridad, sin orgullo ni prepotencias, con humildad y honestidad. Solo así lograremos derrumbar los vicios, la cultura del pasado y las estructuras levantadas por el Pacto de Punto Fijo, solo así habrá socialismo y podremos avanzar, por ello el verdadero diálogo debe ser entre nosotros, el soberano y los que estén dispuestos a construir un país, el país que queremos todos y aplicar las 3R, el Golpe de Timón, el Plan de la Patria, pero sin tanto discursos, es momentos de irnos a la práctica y que los verdaderos revolucionarios demostremos lo que aprendimos en tantos años de lucha. “Solo el pueblo salva al pueblo”, como decía la camarada Lina Ron.

Ejecutemos el Legado de Chávez de paz, amor y será así como podremos avanzar en revolución, expulsando a los infiltrados, ataquemos a los burócratas y rescatemos nuestras instituciones donde muchas veces como están plagados de derechistas apátridas. Apliquemos los principios y valores revolucionarios en la práctica, con tolerancia, justicia y juntemos voluntades y solo así tendremos futuro.

Aporrea.

Views All Time
Views All Time
45
Views Today
Views Today
1
Comentarios: