UE fijó posición sobre ataque a Siria y aseguró que su único objetivo fue detener uso de armas químicas

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) aseguraron este lunes que “entienden” que el ataque de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia contra Siria tuvo como objetivo el de prevenir que el Gobierno de Bachar al Asad continúe usando armas químicas, como ocurrió el pasado 7 de abril en la ciudad de Duma.

“El Consejo entiende que los ataques aéreos de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido dirigidos contra las instalaciones de armas químicas en Siria fueron medidas específicas tomadas con el único objetivo de prevenir usos adicionales de armas y sustancias químicas por parte del régimen sirio para matar a su propio pueblo”, dijeron en declaraciones que este lunes recoge la agencia de noticias EFE.

Los jefes de la diplomacia de los veintiocho países expresaron sus conclusiones tras una reunión celebrada este lunes en Luxemburgo.

En ellas, atribuyeron una “abrumadora responsabilidad” al régimen sirio por “la situación humanitaria catastrófica y el sufrimiento del pueblo sirio”, y condenaron “firmemente” el uso “continuado y repetido” de armas químicas por el Gobierno de Bachar al Asad, incluido el ataque de Duma, que es “una grave violación del Derecho internacional y una afrenta a la decencia humana”.

“La UE expresa su grave preocupación por la violación en Siria de la Convención sobre Armas Químicas y la prohibición universal de su utilización”, dijeron, para más adelante expresar su apoyo a la investigación de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y plantear la posibilidad de aplicar sanciones adicionales a Damasco.

En cualquier caso, la UE insistió en fortalecer las negociaciones para encontrar una solución política al conflicto, en el marco de las Naciones Unidas en Ginebra.

“La Unión Europea reitera que no puede haber una solución militar al conflicto sirio. Contrariamente a esto, desde el año pasado, el régimen sirio, apoyado por sus aliados Rusia e Irán, ha intensificado sus operaciones militares sin tener en cuenta las bajas civiles”, indicaron los ministros.

Los Veintiocho condenaron “en los términos más enérgicos” todas los ataques “deliberados e indiscriminados” contra la población e infraestructuras civiles, hospitales y escuelas.

Igualmente, “deploraron” la ofensiva de Damasco “respaldada por Rusia” en Guta Oriental y pidieron detener esos ataques aéreos de forma “inmediata”.

Asimismo, señalaron que las operaciones turcas en el noroeste de Siria “han complicado más la situación” y producido un desplazamiento “significativo” de los habitantes locales.

“La UE deplora las repetidas violaciones de las denominadas áreas de desescalada y urge a los garantes del proceso de Astaná, Rusia, Irán y Turquía, a garantizar el cese de las hostilidades”,precisaron.

Además, afirmaron que los obstáculos al acceso de la ayuda humanitaria deben “parar” y suponen una violación “evidente” de los principios humanitarios internacionales.

El pasado 7 de abril, Damasco llevó a cabo un presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma, en el que murieron decenas de personas.

Estados Unidos, Reino Unido y Francia lanzaron en la noche del viernes al sábado una ofensiva conjunta contra posiciones de Bachar al Asad como represalia por el suceso, del que culpan al Gobierno sirio.

Views All Time
Views All Time
44
Views Today
Views Today
1
Comentarios: